“Me iba a casar con Diego este año”

ALBERTO DE BELAUNDE. Congresista del Partido Morado. Abogado. Defensor de las minorías. Este año tenía planeado casarse, pero la pandemia cambió los planes. Extraña mucho a sus padres y ha aprendido a cocinar más de lo que alguna vez imaginó.



¿Qué has aprendido ahora que no puedes salir de tu casa con absoluta libertad?

A disfrutar más de algunas cosas que antes hacía casi en automático, sin detenerme a pensar mucho en ello: Cocinar, sentarme en mi sillón favorito a leer, mirar por la ventana, turnarnos con Diego para poner música.





¿A quién has extrañado demasiado en estos días de confinamiento? A mis papás. Muchísimo. Extraño sobre todo los almuerzos de domingo en su casa. Las risas, las bromas, el juego de sapo en el jardín. Conversamos por Zoom y hemos logrado darle nuestro sello personal, pero nada se compara con el contacto directo, a la cotidiana alegría de los ritos familiares. ¿A qué le temes hoy? En lo personal temo a que se vaya alguien que quiero sin poder despedirme. En lo profesional, a que estemos entrando a una etapa de populismo y demagogia que dañe nuestras frágiles instituciones y el futuro del país. ¿Qué cosa que te parecía importante hoy te parece insignificante? Siempre he tratado de planificar muy bien mi futuro inmediato, los próximos meses y años. La disolución del Congreso primero y luego la pandemia me han mostrado que tenemos mucho menos control sobre las cosas del que creemos. ¿Si no pudieras volver a trabajar con cuál de tus roles anteriores te quedas satisfecho para siempre? Creo que es difícil quedarse satisfecho, siempre siento que puedo hacer más, ya sea como docente universitario o como congresista. En todo caso, siempre viviré agradecido de la maravillosa experiencia de poder representar a otros ciudadanos. ¿A quién has perdonado en este encierro? No sé si he perdonado, pero sí he tratado de ser muy empático y ser consciente de mi situación de absoluto privilegio en la que me encuentro: tengo trabajo, techo, y compañía. Parte de mi trabajo ha estado en ver cómo se puede ayudar a los más vulnerables, porque no es cierto que este sea un "virus democrático", como dicen algunos. Aquí los que más sufren son los que ya eran vulnerables antes del virus. ¿Qué te ha enseñado tu pareja en la cuarentena? Una de las cosas que siempre he admirado de Diego es su rigurosa ética laboral. Ahora he podido verla de más cerca y esa admiración solo ha crecido. ¿Con qué frase manejas tus angustias? "Todo pasa". Y pienso en cosas que me angustiaban hace 5 años y como ahora ya no son importantes. ¿Qué plan que tenías para este año has cancelado con absoluta tristeza? ¡Me iba a casar con Diego este año! Como (todavía) no es legal en Perú, íbamos a viajar con los amigos y la familia a Argentina para casarnos allá. Lamentablemente, tendremos que esperar a que las cosas estén más claras. ¿En dónde está tu felicidad? En Diego, en mis papás, en mis amigos. Mi felicidad nunca es individual, siempre es colectiva. ¿Qué lugar de Lima es el que más extrañas ahora que no puedes salir? El malecón de Miraflores. Caminar sin prisa y sin rumbo definido un sábado o domingo por la tarde, viendo a la gente disfrutando. Si pudieras comprar un boleto y viajar a donde Irias? A Punta Sal, en Tumbes, con toda la familia. Es un viaje que hicimos algunas veces de chico y recuerdo con mucho cariño. En mayo del 2021 mis papás cumplen 50 años de casados, sería bonito repetir ese viaje. ¿Qué parte de tu personalidad que no conocías has descubierto durante el confinamiento? Por el momento, nada nuevo. Aunque sí he tenido tiempo para ser consciente de algunas características que ya sabía que estaban ahí. Por ejemplo, soy una persona muy paciente y con muy buen humor, pero hay determinadas cosas -muy específicas- que me pueden sacar de quicio. Ahora soy más consciente de ellas y de por qué sucede eso. ¿Cuál ha sido tu sueño recurrente? He tenido sueños rarísimos y muy variados. A diferencia de la ropa y la comida, no he repetido sueños. ¿Qué libro o película te ha acompañado durante el encierro? He leído mucho en esta Pandemia, pero el libro que se me ha quedado en el corazón es "La casa de los espíritus" de Isabel Allende. ¡Qué libro hermoso! Es como un homenaje al boom latinoamericano, con personajes entrañables y situaciones mágicas. Y más que una película, he estado viendo una serie en Netflix: "After life". Muy bonita y humana, habla con mucha sensibilidad sobre la pérdida, el amor, la empatía, y todo lo que ambos conceptos implican para una persona. ¿Qué cosa nueva has aprendido? He perfeccionado mis dotes culinarios. Antes no pasaba de unos pocos platos, pero ahora me he animado a probar más cosas. Por el trabajo cocino a horas inverosímiles, pero me divierte y relaja. ¡Y no he recibido quejas! Descríbeme en una frase tu encierro. "Creo que hoy sí se va a terminar el balón de gas".

Cuéntame una anécdota insólita de tu cuarentena. Las fiestas "gay friendly" más divertidas de Lima las organiza Matadero. Son fiestas con mucha gente, en un ambiente de alegría y libertad. Evidentemente durante la cuarentena estas fiestas no pueden realizarse... O por lo menos, no pueden realizarse de manera presencial. Los amigos de Matadero decidieron hacer una fiesta por Zoom y, pese a lo extraño de la propuesta, fue divertidísima. Cómo crees que será el mundo después del Covid-19? Creo que todavía no podemos saberlo. ¿Será un mundo que entienda la importancia de trabajar unido para enfrentar problemas comunes, o uno donde volverán los nacionalismos irracionales de siempre? ¿Se entenderá la necesidad de cambios estructurales para enfrentar los inmensos retos que trae consigo el cambio climático o se insistirá en hacer las cosas como siempre (y seguir dirigiéndonos al abismo)? Mucha incertidumbre. Ojalá la respuesta venga de las nuevas generaciones, con ideas y formas frescas. ¿Qué piensas cuando te vas a dormir? En mi lista de pendientes del día siguiente. ¡Algunas cosas no cambian!

Suscríbete al blog de Milagros Leiva

Puedes enviar tus comentarios

  • Facebook
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Linkedin

© 2020 Para milagrosleiva.com / creado por YURAQ