“No tiene ningún sentido hacer tantos planes”

BETO ORTIZ. Periodista. Escritor. Comunicador. Al principio de la pandemia quedó varado en Estados Unidos, pudo retornar gracias a su perseverancia, quedó confinado en un hotel hasta que un resultado negativo le dio pase a su casa donde sigue siendo un lobo solitario.


¿Qué has aprendido ahora que no puedes salir de tu casa con absoluta libertad?

Que hace tiempo que vivo como un monje de clausura y lo disfruto.




¿A quién has extrañado demasiado en estos días de confinamiento?

A los camarógrafos de estudio.


¿A qué le temes hoy?

A los imbéciles que siempre son mayoría.


¿Qué cosa que te parecía importante hoy te parece insignificante?

Hacer tantos planes. No tiene ningún sentido hacer tantos planes.


Si no pudieras volver a trabajar en televisión, ¿con cuál de tus programas anteriores te quedas satisfecho para siempre?

Yo nunca me he quedado satisfecho con nada pero creo que salvaría del fuego mi primer programa propio: “Beto A Saber” del año 2000 y quizás las entrevistas políticas de “Buenos Días, Perú” del 2011.


¿A quién has perdonado en este encierro?

A todos/a nadie. Si me ofendiste, ya no me acuerdo.


¿Qué te han enseñado tus amigos en la cuarentena?

Que podemos seguir riéndonos por Zoom y por WhatsApp.


¿Con qué frase manejas tus angustias?

No tengo angustias. Estoy más tranquilo que agua de tanque. ¿O era de estanque?


¿Qué plan que tenías para este año has cancelado con absoluta tristeza?

Asistir al estreno de mi película “Público Cautivo” que inaugurará el Festival de Cine Documental de Croacia.


¿En donde está tu felicidad?

En los trenes, los aviones y los barcos.


¿Qué lugar de Lima es el que más extrañas ahora que no puedes salir?

El cine. El mar. La librería. El bar. La pizzería. El cine.


¿Si pudieras comprar un boleto y viajar a donde irías?

A Singapur para de ahí tomar el Expreso de Oriente hacia Bangkok. Ya estuve hace 20 años pero esta vez me he de subir a ese tren.


¿Qué parte de tu personalidad que no conocías has descubierto durante el confinamiento?

He tenido una epifanía. He descubierto la castidad. Y no pienso volver nunca.


¿Cuál ha sido tu sueño recurrente?

Me voy de viaje a un lugar maravilloso pero llego tarde al aeropuerto y pierdo el vuelo.


¿Qué libro o película te ha acompañado durante el encierro?

Un montón, enumero algunos:

Libros: “Donde me encuentro” Jhumpa Lahiri, “Mi año de descanso y relajación” Ottessa Moshfegh, “Cómo saber si respiro” Marina Pérezagua, “La soledad del corredor de fondo” Alan Sillitoe, “When breath becomes air” Paul Kalanith, “El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia” Patricio Pron. Películas: “Retrato de una mujer en llamas”, “Personal shopper”, “El ángel exterminador”, “You were never really here”, “Ya no estoy aquí”. Series:

“Il processo”, “Tiger king”, “Chernobyl”, “The staircase”, “Comedians in cars getting coffee”


¿Qué cosa nueva has aprendido?

Que el Pinot Grigio marida perfectamente con las torrejitas de atún.


Descríbeme en una frase tu encierro.

No hay mejor prisionero que el que no tiene ganas de salir.


Cuéntame una anécdota insólita de tu cuarentena.

Un día me fui a pie hasta Barranco para dejarle a Carla dos botellas de vino blanco y al otro día, ella me mandó a un delivery con Negronis listos a los que solo había que añadirles hielo. Desde ese día intercambiamos motos con cosas ricas: lo último que le he mandado ha sido cebiche mixto, jalea y chaufa de mariscos. Ella, una torta maravillosa de fresas, merengue y chantillí. Y así sucesivamente.


¿Cómo crees que será el mundo después del Covid-19?

Más higiénico, más aséptico y más solitario.


¿Que piensas cuando te vas a dormir?

Mañana también es feriado.

Suscríbete al blog de Milagros Leiva

Puedes enviar tus comentarios

  • Facebook
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Linkedin

© 2020 Para milagrosleiva.com / creado por YURAQ