"Revisé mezquindades de mi personalidad que no me dejaban en paz"

OSVALDO CATTONE. Actor, director, promotor. Hijo del teatro, dueño de él. Su vida ha transcurrido en las tablas interpretando a personajes protagonistas de historias enredadas y siempre intensas. Los peruanos queremos a Cattone como si hubiera nacido en el Perú.



¿Qué parte de tu personalidad que no conocías has descubierto durante el confinamiento? Que el hogar es un santuario que te protege y que es bueno aprender a lavar y barrer cantando.





¿Qué has aprendido ahora que no puedes salir de tu casa con absoluta libertad?

A pensar más que la libertad es el más preciado derecho del hombre.


¿A quién has extrañado demasiado en estos días de confinamiento?

A nadie en particular, pero cuando llega el atardecer extraño no prepararme para la función.


¿A qué le temes hoy?

A que sean verdad los rumores de un virus manipulado por una potencia y empiecen las represalias.


¿Si no pudieras volver a trabajar con cuál de tus roles anteriores te quedas satisfecha para siempre?

Con el "El rey se muere" que estaba por estrenarse cuando estalló la epidemia.


¿A quién has perdonado en este encierro?

A mí mismo, revisé mezquindades de mi personalidad que no me dejaban en paz.


¿Qué te han enseñado tus amigos en la cuarentena?

Que me necesitan tanto como yo a ellos.


¿Con qué frase manejas tus angustias?

Qué maravilla es despertarme, hoy será el mejor día.


¿Qué plan que tenías para este año has cancelado con absoluta tristeza?

No he cancelado, he postergado el estreno de una obra extraordinaria de Ionesco: "El rey se muere". Apenas den luz verde me pongo la corona y ganaré una nueva batalla.


¿En donde está la felicidad?

Dentro de uno mismo. No me hace feliz ni el dinero ni la fama si no estoy en paz conmigo


¿Qué lugar de Lima es el que más extrañas ahora que no puedes salir?

Extraño un viejo teatro donde generaciones lloraron y rieron con mis locuras.


Si tu librería preferida hoy estuviera abierta, ¿qué libro comprarias para regalar a un ser querido?

El Sari rojo de Javier Moro, porque enseña como una mujer logra asumir un mundo desconocido y transformarlo política e intelectualmente: la nuera de Indira Ghandi.


¿Qué parte de tu personalidad que no conocías has descubierto durante el confinamiento?

Que el hogar es un santuario que te protege y que es bueno aprender a lavar y barrer cantando.


¿Cuál ha sido tu sueño recurrente?

Hace años que sueño con una ciudad donde convivo con gente diferente a mí, pero no me hacen daño.


¿Qué música te ha acompañado durante el encierro?

Como estoy musicalizando mi nuevo espectáculo solo música del Siglo 18: Vivaldi, Mozart y Haydn.


¿Qué te ha sacado de quicio?

La irresponsabilidad de los que ponen en peligro la vida de los demás y salen a la calle restándole importancia a la gravedad de la pandemia.


Descríbeme en una frase tu encierro.

Trato de vivirlo día a día, sin drama aunque parezca mentira. Me invento actividades: pinté varios cuartos, ordené closets, trabajé en tareas que siempre he delegado...y cociné.


Cuéntame una anécdota insólita de tu cuarentena.

Mi empleada, que está conmigo hace 40 años, ya no puede decir al teléfono: el señor ha salido.


¿Qué ha cambiado en ti?

Siempre he sido solidario, pero siento que si salimos trataré de ayudar a más gente.


¿Qué piensas cuando te vas a dormir?

Si muero antes de despertar, que Dios se apiade de mi alma.

Suscríbete al blog de Milagros Leiva

Puedes enviar tus comentarios

  • Facebook
  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Linkedin

© 2020 Para milagrosleiva.com / creado por YURAQ